Crecer No Ganar: Las Ventajas de una Actitud de Aprendiz
Play • 8 min

Definitivamente los seres humanos somos competitivos por naturaleza, pero tenemos que reconocer cuando una competencia es sana y cuando no lo es. 

Claro que es importante seguir tus sueños, ir por tus metas, pero la realidad es que existen las situaciones difíciles y los contextos no tan agradables y debemos permitirnos el ser resilientes y hacer frente a las adversidades y sobre todo, salir fortalecido de las experiencias negativas. 

Yo soy una persona muy competitiva y exigente conmigo misma, siempre quiero obtener los mejores resultados, soy muy crítica, pero mi balance está, en que sé que hay personas con habilidades más desarrolladas o más experiencia y si ellos al final se llevan el reconocimiento, me alegro por ellos, comparto la felicidad y tomo lo mejor de ellos, aprendo y sigo adelante.

Y esto es algo que no se ve a menudo, por ejemplo, en los equipos de trabajo en vez de colaborar y apoyarse, están los que quieren destacar por encima de otros, los que no quieren compartir la información por los celos laborales, se ven muchos casos y de allí los malos ambientes o las pocas relaciones y conexiones humanas.

¡¡Seamos diferentes!!

Search
Clear search
Close search
Google apps
Main menu