Email marketing & CRO
Play • 6 min

Controla el rendimiento de tus campañas de e-mail marketing con la aplicación de técnicas de conversión web (CRO) para pulir la segmentación y mejorar su tasa de apertura de tus correos.

👇 Y tras este vídeo, ¡Conviértete! continúa aquí 👇:

A pesar de su fama de poca efectividad, el e-mail marketing sigue siendo uno de los canales que más convierte, con bajo coste y asequible facilidad de implementación.

Estas características no solo lo convierten en un canal esencial en toda estrategia de marketing online. También hemos de aprender a optimizarlo.

¿Cómo controlamos el email marketing? Sigue estas 3 claves.

En Conversión web (CRO) trabajamos para controlar procesos y ser capaces de trazar de dónde nos vienen las acciones, los clientes, los comportamientos que mejor nos convierten.

En este sentido, el e-mail marketing requiere de un seguimiento exhaustivo. ¿Dónde? En Google Analytics. ¿Cómo? Con el etiquetado de campañas UTM.

El etiquetado de campaña en Analytics tiene una parte automática, capaz de detectar algunas plataformas como Mailchimp. Estas de forma automática entrarán en el panel de Analytics como una fuente de origen ‘e-mail’.

Sin embargo, lo habitual será que no se trace correctamente el origen de esa visita, impidiéndote saber cómo están funcionando tus campañas.

Por tanto, controla qué plataformas estás usando y mira su compatibilidad con Google Analytics e intenta poner ese puente intermedio que es el etiquetado de campaña.

Segunda clave: la segmentación.

No puedes tener una única lista a la que mandar todo de golpe. Eso sin contar los diferentes buyer persona que puedas tener en tu base de datos.

La segmentación en cada mensaje que mandes te va a garantizar unas tasas de apertura mayores.

Ten en cuenta que la media estándar de apertura está en torno al 25%, es decir, de cada 100 e-mails que mandes como mucho te van a abrir entre el 20% y el 25%, y además de esa gente que abra solo un 5% clicará.

Toma nota de estos valores para hacerte una idea de cómo está funcionando y segmenta cada correo que mandes.

Otra de las palabras que sin duda define el CRO (Conversion Rate Optimization) es la experimentación.

No podemos dar nada por sentado. Saca tus propias conclusiones basadas en experimentos, aplicando la metodología CRO.

Lanza tus propias pruebas con los emails; cambia el asunto, modifica el texto o la propia creatividad de la campaña y, por supuesto, las horas y los días a los que lo envías.

No vale decir: “He leído por ahí, en un blog, que el mejor momento para enviar un e-mail son los jueves a las seis de la tarde”.

No lo vas a saber hasta que lo pruebes. Así que prueba, prueba y prueba.

En resumen, primero verifica que el canal de e-mail está bien etiquetado en Google Analytics para disfrutar de una buena trazabilidad y saber si funciona o no funciona.

Segundo, intenta segmentar todo lo que puedas y evita e-mails y envíos genéricos.

Y tercero, experimentación a través de pruebas: de asunto, de horas de envío, de creatividades, de textos…

More episodes
Search
Clear search
Close search
Google apps
Main menu