Woman Business
Woman Business
Oct 4, 2022
Mila Valcárcel, Eatable Adventures: “La tecnología es necesaria para garantizar la seguridad alimentaria”
Play • 33 min
Mila Valcárcel es fundadora y managing partner de Eatable Adventures, una empresa especializada en tecnología alimentaria que colabora con iniciativas de todo el mundo interesadas en producir y distribuir nuestra comida de una manera diferente; su mirada está puesta en los desafíos que nos traerá el futuro. “Trabajamos con start-ups que están aplicando tecnología a toda la cadena agroalimentaria: a cómo surge una semilla, cómo se procesa un lote de carne, cómo llega a nuestras casas…”. Eatable Adventures es una “aceleradora” tecnológica, pero además de trabajar con empresas innovadoras, también colabora con gobiernos, “ayudándoles a definir su estrategia alimentaria de cara al futuro” y con grandes corporaciones alimentarias.

El futuro nos traerá desafíos importantes y complicados (“La producción de alimentos va a tener que aumentar en un 70% para dar de comer a los casi diez mil millones de personas que tendrá el planeta, se calcula, en 2050”), especialmente debido a factores desequilibrantes como el cambio climático o guerras como la de Ucrania. “La guerra de Ucrania nos ha hecho ver cómo se rompen las cadenas de suministros; han dejado de llegar determinados cereales, lo que implica que lo vamos a tener que traer de Latinoamerica; y si compramos esos cereales, ¿qué va a comer la gente en Latinoamérica? Es necesario incorporar tecnología para garantizar la seguridad alimentaria. Nunca pensé que diría esto, pero tenemos que asegurarnos de que la gente pueda comer”. Esto ha llevado a investigar semillas que den fruto en climas más extremos, cultivos que necesitan menos agua, granjas verticales… “Muchos países han decidido aspirar a una cierta autarquía alimentaria para el caso de que fallen las cadenas de suministro actuales”, afirma.

El modo en que producimos nuestra comida importa, y en él hay que combinar sostenibilidad, bienestar animal, productividad y economía. “Mucha gente vive de las granjas; lo que necesitan es tecnología para ser más eficientes y garantizar el bienestar animal, para que la explotación ganadera sea mejor para las personas y para el planeta”, apunta. En ese sentido, la España vaciada es un problema, y Valcárcel asegura que la tecnología puede ser la mejor aliada del campo. “No tiene sentido que estemos cerrando explotaciones ganaderas y agrícolas porque no son rentables: hay que apoyarles desde la tecnología”.

El precio de los alimentos es un factor, y en estos momentos un factor dolorosamente en auge. “La población cada vez es más consciente del impacto que tiene la producción de carne para el planeta y decide a lo mejor no hacerse vegetariano, pero sí flexitariano, y comer proteína animal un par de veces a la semana. Pero el gran cambio va a venir de la necesidad de conseguir proteína barata para la población, y eso hará que se combinen ambas fuentes de proteína, la animal y la vegetal”.

¿Hay un menú del futuro, una forma de comer que tenemos en nuestro futuro cercano? “No, no hay un menú marcado, para empezar porque cada país come de manera diferente. Trabajamos con empresas de todo el mundo y cada una hace una propuesta diferente: un pescado generado en un laboratorio, una semilla que produce una proteína vegetal con las mismas características que una animal a nivel organoléptico y nutricional… La flexibilidad es lo importante: formas de producir sostenibles y a un precio razonable”. La agricultura vertical, la posibilidad de transformar el CO2 en proteína o la posibilidad de imprimir “mímicos” de cualquier alimento que mantienen su textura y su sabor son algunos de los avances que más han sorprendido a esta innovadora que confía tanto en la capacidad tecnológica de la industria española como en su cultura gastronómica. El futuro, asegura, no ha hecho más que empezar.
More episodes
Search
Clear search
Close search
Google apps
Main menu