Woman Business
Woman Business
Sep 27, 2022
Ana Bujaldón, FEDEPE: “Hay que inspirar, hay que creer... pero también hay que actuar; hemos avanzado, pero no lo suficiente”
Play • 21 min
Ana Bujaldón nació en Alemania y lleva 35 años trabajando en marketing y comunicación. Fundadora y CEO de la empresa Azul Comunicación, lleva 13 años al frente de FEDEPE, la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias. Su objetivo: cambiar el mundo, un poquito cada día, para convertirlo en un lugar más receptivo al talento femenino. “Creo que ese es un buen motor de vida -afirma-: creer que puedes contribuir y poner tu granito de arena para cambiar la realidad de las mujeres”.

Y hay mucho trabajo por delante. “Hay que inspirar, hay que creer, pero también hay que actuar; hemos avanzado, pero no lo suficiente”, afirma. El 90% de las mujeres cree que está infrarrepresentada en los puestos de toma de decisiones, y aunque es verdad que hay más mujeres que antes en los equipos de dirección, asegura, esto sucede siempre en departamentos con presupuestos más pequeños. Y es necesario que esta realidad cambie. “Porque si no tenemos la influencia, ¿cómo vamos a lograr que cambien las cosas?”.

La sociedad se resiste al cambio, pero nosotras también nos ponemos palos en las ruedas. Y, paradójicamente, el principal obstáculo que nos imponemos, asegura Bujaldón, es el perfeccionismo: “Nos frenamos porque tenemos una gran autoexigencia: si no damos el 100% y nos vemos perfectas, nos cuesta dar pasos adelante. Una mujer no se postula para un puesto de liderazgo si no cumple el 90% de los requisitos; a un hombre la basta el 60%”. No es el único factor, claro. La maternidad es siempre un asunto complejo en la promoción del talento femenino, y Bujaldón no tiene una varita mágica al respecto: “Es parte de tu vida y tiene que poder equilibrarse con tu vida profesional; nunca hay un momento perfecto para tener hijos, hay que olvidarse de eso. Y el mercado laboral no ayuda: la mayor parte de los contratos a tiempo parcial son para mujeres, y los sectores más feminizados son los que más sufren la brecha salarial. Y todo eso frena nuestra promoción profesional: si tus recursos no son los mismos, ¿cómo vas a plantearte la maternidad?”. En ese sentido, Ana Bujaldón es una gran defensora de los permisos iguales de paternidad y maternidad, que hacen que la empresa mire de forma más igualitaria a padres y madres y equilibra los cuidados.

Tampoco duda en defender las cuotas; considera, de hecho, que hay que desmitificarlas, porque son fundamentales para el cambio. “A las mujeres nos preocupa que se diga que nos han promocionado por ser mujeres, no por nuestros méritos; cuando lo cierto es que las mujeres que llegan a puestos importantes normalmente doblan en méritos a sus compañeros hombres”.

Su otra gran preocupación son los jóvenes: “No lo estamos haciendo bien con ellos; es injusto que su media de edad para independizarse se aproxime a los 30 años, y a menudo compartiendo gastos. Hay que mejorar la calidad de su empleo”; y, por supuesto, su educación en igualdad, que todavía, afirma, cuenta con muchos sesgos: “Los libros de texto siguen teniendo pocos referentes femeninos, las chicas matriculadas en carreras STEAM siguen siendo minoría…”. Sin duda, hay mucho que hacer en el camino de la igualdad. Y mujeres como Ana Bujaldón están dispuestas a trabajar por ello.
More episodes
Search
Clear search
Close search
Google apps
Main menu